Blog - The Galobart books
Home  /  Blog

Cofee table books para ilustradores y diseñadores

La creatividad es una criatura voraz que digiere todo aquello que nos inspira. Paisajes, instantes, imágenes, sonidos, olores… todo tiene potencial para formar parte de un diseño o de una ilustración. Pero si hay algo que es un recurso inagotable ese algo son los libros. 

En una época en la que las bibliotecas están limpiando sus estantes a favor de la lectura digital, ¿qué nos hace estar aquí hablando de coffee table books que son 100% papel? 

Puede que en The Galobart seamos algo nostálgicos y nos guste el libro como objeto de deseo. Y, aunque sea peligroso hasta cierto punto pensar en los libros como objetos de decoración, hay mucha verdad en la idea de que son objetos hermosos impresos. 

Independientemente de si lo que queremos crear es un logo para nuestra empresa o elegir el tono de la pintura de la pared del salón, podemos elegir siempre el tono preciso e idéntico para que no se note la diferencia entre dos logos impresos o dos botes de pintura. Pero esto no fue siempre así. De hecho, no era así hasta 1956. 

Los colores Pantone

Herbert Pantone estaba trabajando en la imprenta de un pequeño negocio que comenrcializaba tarjetas de colores para compañías de cosméticos. Era un dinero extra para poder pagar sus estudios de Medicina, pero Herbert no iba encaminado a ser médico, tenía ojo para los negocios y se dio cuenta de que las marcas tenían un importante problema para reproducir los mismos tonos de color según fuera la imprenta que los imprimiera. No existía un sistema de regularización del color, lo que conducía invariablemente a errores continuos, diseños gráficos que no eran consistentes con la marca y una cantidad infinita de frustración. 

Meneses en Skópelos, de Fernando Schwartz

Fernando Schwartz es un hombre polifacético. Eso hay que decirlo. Premio Planeta en 1996 con El desencuentro y Premio Primavera con Vichy 1940, lleva a sus espaldas la friolera de más de veinte libros (entre novelas y ensayos). Pero también ha sido diplomático (embajador de España en Kuwait y en los Países Bajos), portavoz del Gobierno en asuntos exteriores, consejero editorial de El País donde publicó artículos de opinión durante más de seis años, comunicador al frente de Lo + Plus y profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, en la Escuela de Periodismo.

Este caldo de cultivo, esta riqueza de experiencias, hace que sus novelas tengan una mirada profunda a la política y a los conflictos apenas velada por una capa de humor y elegante ironía. Sobre todo, las novelas de Meneses, como esta que hoy presentamos: Meneses en Skópelos. Patricio Meneses es un zorro diplomático de edad incalculable. Lenguaraz, impertinente, políglota y muy carente de escrúpulos, Meneses se dedica a hacer el trabajo sucio del Gobierno. Un antihéroe al que no podemos dejar de engancharnos.

Decía Cristóbal Balenciaga que «un buen modisto debe ser: arquitecto para los patrones, escultor para la forma, pintor para los dibujos, músico para la armonía y filósofo para la medida». La biografía de Balenciaga, que cultivó la discreción como filosofía de vida, ha sido estudiada, hasta la saciedad por los estudiantes de moda. Sin embargo, a Balenciaga no le gustaba la prensa, según su juicio conceder entrevistas era perder parte de su precioso tiempo, así que tenemos pocos datos de sus inicios. 

Se cuenta que su primera introducción a la moda fue de la mano de su madre, costurera de oficio, y que un día la marquesa de Casa Torres (abuela de la Reina Fabiola de Bélgica) que veraneaba en Guetaria, decidió plantearle un reto al joven aprendiz de 14 años. Le proporcionó un pedazo de tela y un vestido y le animó a copiarlo, cosa que hizo impecablemente, sorprendiendo a la noble que a partir de ese momento se convirtió en su mecenas. 

Golf y vino. Dos cosas que atraen al turismo inglés de calidad a España como si fueran moscas a la miel. Dos pasatiempos que no se excluyen mutuamente. Todo lo contrario, son complementarios en muchos sitios. 

Muchas bodegas de Ribera de Duero se han dado cuenta de que los golfistas están encantados de terminar el día en el campo con una cata de vinos. Y, combinando ambas aficiones, están ofreciendo tours de golf y enoturismo a la par.  

En este artículo te vamos a facilitar direcciones para Segovia, pero si te apetece montártelo por tu cuenta en otra parte o ir a sitios realmente exclusivos (o simplemente te apetece hacer un regalo original a alguien al que apasionen estos dos campos),  en el libro Golf & Wine hacemos un recorrido por los mejores campos de golf y bodegas del país, en más de 200 imágenes que nos muestran una renovada visión de dos mundos estrechamente relacionados.

La mayoría de nosotros ha oído hablar de Save the Children, la organización benéfica internacional que trabaja para mejorar la salud y los derechos de los niños. Sin embargo, es raro conocer el nombre de su fundadora: Eglantyne Jebb.

Por eso, porque es una figura que tuvo una idea inspiradora que ha cambiado muchas vidas, es por lo que le dedicamos la mitad del libro «Solidariamente», junto a otra figura controvertida: Oskar Schindler. 

Entre bambalinas de «Campeones»

¿Qué tiene el backstage, las bambalinas, de una película que nos fascinan tanto? Cuando hemos visto una película que nos enamora, nos quedamos con ganas de más y nuestro afán curioso nos lleva a los bastidores, a todo lo que no muestran las cámaras pero que forma parte de la película al fin y al cabo. 

Cuando Campeones se publicó en abril de 2018 nadie podía prever el efecto que tuvo en la audiencia. Es verdad que el humor forma parte del ADN de su director Javier Fesser (es imposible nombrarlo sin acordarse de El milagro de P. Tinto), pero Campeones va más allá. 

Nosotros sí sabemos quién eres tú, pero para los lectores que no te conozcan, dinos: ¿quién es Suso Mourelo?

Bueno, pues sobre todo soy un viajero al que le gusta escribir y que hace un tiempo empezó a viajar a Japón y se quedó prendado de ese país, de la cultura, de la historia, de las tradiciones, de la realeza, del arte. Y desde entonces, resido allí parte del tiempo y me dedico a escribir, a contar lo que veo allí, lo que me gusta de esta sociedad, de esa cultura, lo que me parece más sorprendente, lo que es diferente o aquellas muestras que han dado, por ejemplo, grandes artistas de Japón, como este último libro sobre el Monte Fuji.

Sí, de hecho, si vemos tu trayectoria tienes un montón de narrativa de viaje y la gran mayoría gira alrededor de la cultura asiática. No solo Japón, sino también China, ¿no?

Por las calles del cine negro, pasean los detectives duros, las mujeres fatales y todo tipo de asesinos a sueldo. Pero también hay sitio para el country  noir, género al que pertenece «La casa del caracol»: ambientes opresivos y secretos guardados. 

¿De dónde sale la expresión cine negro? 

Los críticos franceses acuñaron este término en 1946 para designar una serie de películas que englobaban tres características: protagonistas antihéroes, diálogos mordaces, y crímenes a mansalva. LOs directores utilizaban recursos que incluían luz directa brillante, sombras en cascada, ángulos de cámara extraños y composiciones originales que enfatizaban la incomodidad del espectador ante la historia. 

El libro Treinta y seis vistas del monte Fuji, recoge las ilustraciones creadas por Utagawa Hiroshige y Katsushika Hokusai, los más reputados dibujantes y artistas del género ukiyo-e, un género del arte japonés que floreció entre los siglos XVII y XIX. Sus artistas produjeron grabados en madera y pinturas de temas del llamado «mundo flotante» (un término budista) de eventos y escenas cotidianas.