Home  /  Blog (Page 2)

Nosotros sí sabemos quién eres tú, pero para los lectores que no te conozcan, dinos: ¿quién es Suso Mourelo?

Bueno, pues sobre todo soy un viajero al que le gusta escribir y que hace un tiempo empezó a viajar a Japón y se quedó prendado de ese país, de la cultura, de la historia, de las tradiciones, de la realeza, del arte. Y desde entonces, resido allí parte del tiempo y me dedico a escribir, a contar lo que veo allí, lo que me gusta de esta sociedad, de esa cultura, lo que me parece más sorprendente, lo que es diferente o aquellas muestras que han dado, por ejemplo, grandes artistas de Japón, como este último libro sobre el Monte Fuji.

Sí, de hecho, si vemos tu trayectoria tienes un montón de narrativa de viaje y la gran mayoría gira alrededor de la cultura asiática. No solo Japón, sino también China, ¿no?

Por las calles del cine negro, pasean los detectives duros, las mujeres fatales y todo tipo de asesinos a sueldo. Pero también hay sitio para el country  noir, género al que pertenece «La casa del caracol»: ambientes opresivos y secretos guardados. 

¿De dónde sale la expresión cine negro? 

Los críticos franceses acuñaron este término en 1946 para designar una serie de películas que englobaban tres características: protagonistas antihéroes, diálogos mordaces, y crímenes a mansalva. LOs directores utilizaban recursos que incluían luz directa brillante, sombras en cascada, ángulos de cámara extraños y composiciones originales que enfatizaban la incomodidad del espectador ante la historia. 

El libro Treinta y seis vistas del monte Fuji, recoge las ilustraciones creadas por Utagawa Hiroshige y Katsushika Hokusai, los más reputados dibujantes y artistas del género ukiyo-e, un género del arte japonés que floreció entre los siglos XVII y XIX. Sus artistas produjeron grabados en madera y pinturas de temas del llamado «mundo flotante» (un término budista) de eventos y escenas cotidianas.

El nombre de María Callas ha quedado cosido al bel canto con puntadas estrechas. La que fuera la cantante más famosa del siglo XX dio popularidad a las óperas de Verdi y de Wagner con su maravillosa voz y su increíble presencia en los escenarios. 

Nacida en Nueva York, pero de origen griego, María Callas nos pareció una de las mujeres interesantes para nuestra colección Ella & Él. ¿Por qué? Porque a pesar de tener indudables cualidades innatas, necesitó grandes sacrificios y una enorme fuerza de voluntad a lo largo de su vida para conseguir el dominio perfecto que tenía de la técnica vocal. 

Se dice que su técnica vocal abarcaba tres octavas, lo que le permitía alternar voces de soprano y de contralto, sin perder en nada el talento dramático y la expresividad del canto. 

Su repertorio abarca obras de Puccini, de Bellini, de Mozart, de Haydn, de Verdi, de Wagner, de Beethoven… en total, dio voz a 47 personajes distintos de ópera. 

El deporte como tal —bajo la denominación deporto que significa distracción o juego— es un invento del siglo XVIII. 

Antes se hablaba de juegos o de actividad  física. Pero es cierto que, sin llamarse deporte, es tan antiguo como el hombre. Al principio, los deportes más antiguos se relacionaban con la preparación del soldado o del guerrero para la guerra o el entrenamiento del cazador. Es por eso por lo que los más antiguos son el lanzamiento de objetos varios (lanzas, piedras) y el combate. 

Luego, el deporte empezó a ser reglamentado y controlado por organismos oficiales. Es, en ese punto, cuando la competitividad entra en la historia asociada a la actividad física. 

La Tierra gira recorriendo un ciclo eterno y rítmico, a través de las doce casas del Zodíaco. Los que creen en él piensan que, cuando el planeta penetra en la esfera de influencia de cada casa, sus poderes lo empapan todo. Y, además, cada cuerpo celeste con el que la Tierra interactúa, tiene un poder específico que refuerza o distorsiona lo que esa casa del Zodiaco determina. 

Cuando empieza el año, nuestro planeta pasa primero por la casa de Aries, que hace que las plantas y los animales despierten en una explosión primaveral. Y luego, entra en la zona de Tauro, donde dicen los aficionados a estas cosas, se potencia la procreación. 

En los últimos años, el running se ha puesto de moda. Nos hemos dado cuenta de que correr tiene un efecto liberador de estrés y que, al mismo tiempo que es uno de los deportes más sanos, libera el cerebro y ayuda a estar en forma mental y físicamente. 

Quizás después del confinamiento, todos tenemos unas ganas locas de salir a la calle, pero no siempre puedes coordinar a varios para prácticar un deporte de equipo, en plan partido de baloncesto, de fútbol o de pádel. Con los horarios, los niños, el estrés diario… es prácticamente una misión imposible.

Por eso, el running ha ido captando cada vez más adeptos. 

Para muchas personas, de hecho, el running se ha convertido en un hábito tan necesario como el respirar. Adelgaza, mejora tu circulación, tu condición física, tu musculatura y disminuye tus niveles de ansiedad, mejorando tu estado de ánimo. Todo son ventajas. 

Tanto si eres ya un corredor experimentado como si acabas de calzarte la zapatillas para empezar, nunca es una tontería conocer nuevas rutas para correr y para prácticar este deporte y para entrenar. Casi todos, repetimos hasta la saciedad las rutas archiconocidas de nuestras propias ciudades, siempre el mismo parque, siempre el mismo paseo porque es el que menos problemas de coches tiene. 

La verdadera historia de Drácula

Vlad Drakul Bassarab, también conocido como el «conde Drácula» fue el único superviviente de la dinastía Bassarab de Valaquia, que es una parte de la actual Rumanía. Los Bassarab —que reinaban en esa provincia— bajo el nombre de Vlad I, II, III, etc. tuvieron que defender su trono de las invasiones de mongoles, turcos, húngaros y demás invasores y eso les grabó a fuego un ansia de sangre insaciable. 

¿Crees en el horóscopo? ¡Menuda pregunta! Para algunos se trata de una guía espiritual, un faro con el que guiarse día a día y una ventana al futuro, a la que asomarse para saber qué esperar del futuro. Para otros, no es más que humo, una forma de entretenerse y poco más